Desde ACOA, Asociación de Comerciantes de Aranda de Duero y ASOHAR, Asociación de Hosteleros de Aranda y la Ribera, nos sumamos el próximo día 18 de julio a la iniciativa promovida por La Federación Provincial de Hostelería, la Federación de Empresarios de Comercio de Burgos, La Asociación Provincial de Campaneros de Burgos, La Asociación de Hosteleros de Miranda de Ebro, con la colaboración de la Archidiócesis de Burgos para realizar un homenaje a todos los que de una u otra manera han trabajado en primera línea durante la crisis sanitaria generada por el COVID-19. También a los que se han visto afectados por esta crisis sanitaria y no han podido despedirse de familiares, a los que sufren las secuelas o los que definitivamente no volverán.

 

Queremos tenerles en cuenta porque su vida dio un giro y se volcaron en ayudarnos a recuperar o superar la situación que generó el virus. Todos ellos, de manera anónima, tendieron la mano para hacer más llevadero el cambio tan radical que esta crisis sanitaria produjo en nuestras vidas y a nuestro alrededor: Personal sanitario, de protección civil, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, policías locales, bomberos, servicios municipales de limpieza, servicios sociales, asociaciones, voluntarios, particulares… y, del mismo modo a todos, aquellas empresas y profesionales (establecimientos y comercios considerados esenciales, Estaciones de Servicio, talleres…etc) que han permanecido abiertos durante el periodo más restrictivo del confinamiento.

 

Se ha generado un espíritu de solidaridad que, evidentemente, nos ha facilitado superar esta pandemia. A todos estos colectivos no podemos decir otra cosa que no sea, GRACIAS.

 

Del mismo modo, como ya hemos indicado, queremos aprovechar el momento para trasladar nuestras condolencias y ofrecer un homenaje a los miles de personas que se vieron afectadas por el virus, a los que lo superaron, a los que teniendo otras patologías se vieron afectados y a los que desgraciadamente fallecieron.

 

Por ello, como se ha indicado, queremos solicitarte que realicemos un sencillo gesto que significa mucho. Se trata de un parón simbólico de 2 minutos de silencio en agradecimiento a nuestros protectores y homenaje a todas las víctimas. El primer minuto irá dedicado a dar las gracias y el segundo a recordar a los afectados. Después de esos dos minutos se realizarán, del mismo modo, dos repiques de campanas. Uno para los que nos ayudaron a salir y otro para los que, en mayor o menor medida, se han visto afectados por el COVID.

 

El día elegido es el próximo 18 de julio a las 12:00, te rogamos que invites a tus clientes a que salgan un instante del establecimiento y se unan contigo, en la puerta, para que la convocatoria sea mayoritaria .

 

#sumateal18dejulio